Hoy por hoy, todos necesitamos un momento de relajación y más cuando vivimos bajo un constante estrés laboral.

En mindfulness creemos que la salud mental es fundamental para trabajar en armonía y en paz contigo mismo y tu equipo de trabajo. Por esta razón, hemos preparado un par de consejos que puedes aplicar en el día a día para conectar con tu mente y realizar todas las tareas de tu trabajo.

Sé consciente del momento y tu respiración.  Muchas veces en el apuro de comenzar con nuestras tareas laborales nos olvidamos de la postura que tenemos al sentarnos. Recuerda que esto nos quita menos de un minuto y para reducir el estrés laboral va perfecto, solo basta con tener la espalda recta y bien apoyada contra el respaldar y ambos pies apoyados sobre el suelo.

Realiza 15 respiraciones cuando sientas ansiedad. Para esos momentos en donde sientas que el mundo se te viene encima y no puedas controlar tus nervios, detente un momento y realiza 15 respiraciones de forma consciente, verás como disminuyen los niveles de estrés laboral.

Desconéctate y estira 10 minutos. En un mundo conectado a internet 24/7, desconectarse resulta una tarea complicada. Sin embargo, no tiene porque serlo, basta con pararte ir al baño y lavarte la cara, caminar un poco por el espacio en donde estés, sin pensar en tu trabajo o en los pendientes del día.

Observa tu entorno y agradece por el presente. Con el estrés laboral del día a día pocas veces nos detenemos agradecer por lo que tenemos y hemos logrado conseguir profesionalmente. Por eso es importante que te detengas por un par de minutos y agradecer por tu entorno o el lugar en donde estés trabajando.

Escucha tú música favorita. No tiene porque ser clásica necesariamente sino algo con lo que te motives y vuelves a conectar luego del estrés laboral del día a día. Esto puede servirte siempre y cuando esté permitido hacerlo durante algún periodo de tiempo.

Utiliza recordatorios. La palabra “mindful” significa recordar. Y qué mejor forma de hacerlo que poniéndote alarmas en el móvil o en el ordenador.

En conclusión, integrar el mindfulness en el trabajo, puede traerte grandes beneficios aparte de ayudar a reducir el estrés laboral. Si tienes motivación para hacerlo te recomiendo que empieces con la técnica que te resulte más fácil y analices los resultados día a día.